Colores Lisos

Colores Lisos

Raso - Ámsterdam
Marron Arcilla
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Verde Pálido
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Rosa Quemado
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Marron Miel
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Naranja Dorado
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Rosa Rosy Brown
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Azul Claro
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Verde Pistacho
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Amarillo Maíz
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Azul Golfo
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Verde Crema
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Verde Alga
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Morado DarkOrchid
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Rosa Rosy Brown
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Verde Cloro
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Rojo Sangría
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Marron Oscuro
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Azul Koi
9,07 €/m
Raso - Ámsterdam
Gris Alice Blue
9,07 €/m

Las telas de colores lisos son una opción versátil y atemporal en el mundo de la moda y la decoración. Estas telas, sin patrones o estampados, se destacan por su color sólido y puro. En nuestro catálogo, disponemos de una amplia gama de más de 2000 colores diferentes para satisfacer todas las necesidades y preferencias.

La ventaja de las telas de colores lisos es su capacidad para adaptarse a una variedad de estilos y diseños. Estas telas ofrecen una base neutra o vibrante para explorar diferentes combinaciones y crear una estética personalizada. La amplia selección de colores disponibles nos permite jugar con tonos cálidos y fríos, claros y oscuros, y crear armonías o contrastes visuales.

Una de las ventajas de las telas de colores lisos es su capacidad para combinar entre sí. Estas telas pueden ser utilizadas en conjunto para crear conjuntos coordinados o mezcladas para lograr efectos de contraste. La elección de los colores depende del efecto deseado: los tonos neutros como el blanco, gris o beige proporcionan una base clásica y elegante, mientras que los colores vibrantes y audaces pueden aportar energía y vitalidad a los diseños.

La combinación de telas de colores lisos también permite crear capas de texturas y profundidad en los diseños. Al mezclar diferentes materiales y acabados, como algodón, gasa, crepe o terciopelo, se pueden crear contrastes táctiles y visuales interesantes. Por ejemplo, se pueden combinar una tela de color liso en algodón con otra de textura suave y brillante en raso para crear una combinación sofisticada y elegante.

Las posibilidades de combinación con telas de colores lisos son infinitas. Se pueden crear conjuntos monocromáticos, donde se utilizan diferentes tonos de un mismo color para lograr una apariencia armoniosa y sofisticada. También se pueden crear combinaciones de colores complementarios, como azul y naranja, o contrastes audaces, como blanco y negro, para lograr un efecto impactante y moderno.

En términos de aplicaciones, las telas de colores lisos son utilizadas en una amplia gama de proyectos. En moda, se utilizan para la confección de prendas de vestir, desde camisas y blusas hasta vestidos y trajes. Estas telas también son populares en la decoración del hogar, como cortinas, tapicería, cojines y ropa de cama. Además, se pueden utilizar en proyectos de manualidades, accesorios y decoración de eventos.